INICIO INSTITUCIONAL NUESTRA PROPUESTA PUBLICACIONES NOVEDADES CONTACTO
  
      


SmartSection is developed by The SmartFactory (http://www.smartfactory.ca), a division of INBOX Solutions (http://inboxinternational.com)
AMBITOS DE REFLEXION > La aventura del conocimiento
La aventura del conocimiento
Publicado por Fundación el 6/9/2007 (1243 lecturas)

¿Quién mejor que Edgar Morin para dar cuenta de la perspectiva compleja del conocimiento?

 
Yo, Edgar Morin
 
¿Quién soy? Mi singularidad se disuelve en cuanto la examino y, finalmente, estoy convencido de que mi singularidad procede de una ausencia de singularidad. Incluso tengo en mí algo mimético que me impulsa a ser como los demás. En Italia me siento italiano y quisiera que los italianos me sintieran participante en su actividad. El otro día, hablando a un auditorio de la Champagne, me sentí achampanado. Ah, sí, quisiera ser como ellos. Adoro estar integrado y, sin embargo, no soy por completo ni de unos ni de otros. Podría ser de todas partes, pero no por ello me siento de ninguna parte, he arraigado aquí. No me distinguen el ejercicio de un talento singular ni la posesión de una verdad admirable. Me distingo por el uso no inhibido ni rígido de una máquina cerebral común y por mi permanente deseo de obedecer las reglas primeras de esta máquina cognoscitiva: reunir cualquier conocimiento separado, contextualizarlo, situar toda verdad parcial en el conjunto del que forma parte. Mi capacidad de análisis es media, mi capacidad de síntesis también, pero nunca utilizo la una sin la otra. No sufrí la profunda marca de una cultura familiar, ni la de las evidencias impuestas por la educación. Así pues, mi domesticación superficial, mi débil imprinting, me convirtieron en una muestra representativa de humanidad, animada por las aspiraciones y contradicciones antropológicas, literalmente un hombre cualquiera. Dudo mucho, creo mucho. Tengo la impresión de que tengo pocos prejuicios, me siento abierto a ideas que se contradicen mutuamente y me percibo interiormente libre. ¡Qué buena es esta libertad que compensa tantas cualidades ausentes!
 
Texto incluído en: Edgar Morin Mis demonios, © Editorial Kairós, Barcelona, 1995. © Traducción: Manuel Serrat Crespo, 1995
  Mostrar este artículo en formato PDF Imprimir artículo Enviar artículo

Explorar artículos
Artículo anterior Las nuevas TICs y los cambios constantes del siglo XXI Texto Morin Artículo siguiente



Login
Menú
Usuarios Contectados
3 usuario(s) en línea (1 usuario(s) navegando SmartSection)

Registrados: 0
Invitados: 3

más ....

Todos los derechos reservados :: © 2008 www.fundacionmaestros.org
Maipu 894 (Este) Capital - San Juan :: info@fundacionmaestros.org